Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/08/11

HISTORIA DE LA CATEDRAL Y SEPULCRO DE SANTIAGO
La tradición jacobea dice lo siguiente: el Apóstol Santiago El Mayor, tras predicar en Hispania, volvió a Jerusalén , donde fue degollado por orden del rey Herodes Agripa I hacia el año 44. Cumpliendo el deseo de su maestro,sus discípulos Atanasio y Teodoro, de forma secreta, tomaron su cadáver, lo embalsamaron en el puerto de Joppe, ahora Jaffa y embarcaron en un barco de vuelta a Hispania, enterrándolo en Galicia, en unos terrenos que pertenecían a una reina llamada Lupa. Esta Lupa, era una mujer de gran importancia, relacionada con un sobrino de Julio César, Lucius Pinarius Scarpius , que fue marginado de Roma después de caer en desgracia en la batalla de  Actium, y que se refugió en Galicia con su madre Atia, que adoptó el sobrenombre de origen celta de Moeta, que significa princesa (quizá de ahí lo de reina). Atia Moeta tuvo además otra hija, Pinaria, casada con Virius Lupus, que a su vez tuvieron una hija, llamada Viria Lupa. Se sabe que Atia Moeta edificó una tumba  para su queridísima nieta Viria Lupa, que murió con 16 años.
Lupa permitió a Atanasio yTeodoro enterrar el cuerpo de Santiago en el Panteón Moeta.                                        
El Panteón Moeta era un pequeño edificio con dos plantas, con entrada por el piso superior. La planta inferir estaba dividida en dos estancias. En una estaban las tumbas de Atia Moeta y Viria Lupa. Separada por un arco en  otra estancia, fue enterrado Santiago el Mayor el 25 de julio del año 44, traído por sus discípulos desde Judea.
Después de unos años, San Atanasio fue martirizado también, y después de  que  San Teodoro muriera, fueron enterrados a ambos lados de su maestro. La tumba estaba identificada en hebreo con “Atanasios Martir”.
En el siglo II, por causa de las persecuciones a los cristianos, se modificó el enterramiento para ocultar el sepulcro del Apóstol y se cerró el piso inferior, colocando un suelo nuevo en el superior, que ocultaba la bajada al piso bajo. Se cubrió con un mosaico con la flor de loto, símbolo de la Resurrección. Al exterior se circundó con un muro de piedra a metro y medio y se colocaron en un nuevo emplazamiento las tumbas de Atia Moeta y Viria Lupa, además de un varón desconocido. Luego se cubrió todo con un montículo de tierra, excepto las pequeñas entradas a dos túneles, por los que se podía penetrar en el panteón..
Además de la tumba de Atia Moeta, la zona se llenó de tumbas, que aún hoy en día se están descubriendo bajo el suelo de la nave central de la Catedral, que fue construida respetando el sepulcro donde se encontraron los restos de Santiago, y los de  Atanasio y Teodoro.
En el siglo VIII, la vegetación había crecido y el lugar fue abandonado, posiblemente por las invasiones musulmanas.
Tras enterrarlo, y después de ser también enterrados los dos discípulos con él, la pista parece que  se perdió 800 años. Según los estudiosos, este contacto nunca se perdió, aunque se mantuvo en secreto, por seguridad. Sin embargo una noche a principios del siglo IX un ermitaño llamado Pelayo presenció en una región una serie de luces marcando un lugar exacto, la tumba del Apóstol. La noticia llegó a oídos del obispo de Iria, Teodomiro, quien se lo comunicó al rey de Asturias, Alfonso II, levantándose al poco una iglesia en honor de Santiago, para custodiar las reliquias que allí se encontraban.                                                      
El lugar comenzó a llenarse de peregrinos, que venían de toda la Europa cristiana. Esto sirvió de reactivación económica para el Reino de León, por una parte, y por otra de acicate para luchar contra los musulmanes. Tal era la influencia de Santiago, que hasta Al-Mansur llegó con sus ejércitos a Compostela y destruyó la catedral, aunque no se atrevió con el sepulcro de Santiago, que dejó intacto.
Aunque algunos historiadores, con rigor científico, aseguran que no se puede probar que en realidad se trate de los restos del Apóstol, hay otros que encuentran numerosos argumentos de verosimilitud.
 En la siguiente presentación puedes ver en imágenes toda esta apasionante historia, así como las diferentes etapas de construcción de la catedral Románica más grande del mundo.     
 

Para saber más, te recomiendo visitar el blog de Alberto Solana sobre TRADICIÓN JACOBEA

 

Anuncios

Read Full Post »