Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘*1-La música antigua: Prehistoria’ Category

LA MÚSICA EN LA PREHISTORIA
El nombre de  Música procede del griego μουσική τέχνη, es decir, el trabajo o arte  de las musas.
El origen de la música se desconoce. Al principio no se usaban instrumentos musicales, sino exclusivamente la voz humana. Quizá también la percusión y posiblemente ocurriera a la vez que aparece el lenguaje, y la repetición de sonidos daría origen al ritmo. Por ejemplo, al golpear dos piedras, al partir madera de un árbol, etc. Sabemos que el ser humano expresaba sentimientos moviéndose en danzas bajo la luna o el sol, ante fenómenos que no conocía y le aterrorizaban. Para el hombre primitivo, una cosa era clara, el movimiento era vida y la quietud era la muerte.  Los movimientos eran repetitivos, imitando a los animales, y bailaban alrededor del fuego hasta agotarse.  
                                                                                                         Imagen que muestra a varias mujeres bailando alrededor de un hombre, en la cueva de Cogull, Lérida.
Pero también desde épocas prehistóricas encontramos vestigios del uso de instrumentos musicales, en un principio muy sencillos, como serían un cuerno de animal, o una caña de hueso Así , aparecen figuras de Venus, como la de Perigord (Francia) con un cuerno en la mano.
Los hombres de la Prehistoria explotaban todas las ventajas que les ofrecía la Naturaleza.
Los instrumentos musicales que se encuentran en la Prehistoria se pueden dividir en varios grupos: los aerófonos, los idiófonos, los membranófonos y los cordófonos. En el Paleolítico ya se usaban silbatos , flautas y bramaderas, que son placas de madera u otro material con una cuerda atada en un extremo y que se hacía girar muy rápido, produciendo sonido. Una de  las flautas más antiguas  encontradas hasta ahora es de los Neanderthales, hallada en Eslovenia. Hecha con un hueso de oso. Tiene 4 agujeros y emite cuatro notas, de las que tres  coinciden con do, re , mi.                                                  Supuesta flauta hallada en  Eslovenia.
 Dvije Babe es un yacimiento que está cerca de la localidad de Cerkno, al noroeste de Eslovenia, y que se encuentra a 230 metros del río Idrijca, en mitad de una montaña. En 1995 el arqueólogo Iván Turk encontró en el yacimiento de Divje Babe un fémur de un oso de dos años que presentaba cuatro agujeros alineados y un agujero en el lado opuesto, como el que tienen las flautas para el pulgar. Se ha datado en 43.000 años de antigüedad, aunque no todos los investigadores están de acuerdo, ya que podría tratarse de mordeduras de roedores. Pero los agujeros están alineados y tallados perfectamente redondos.

Flauta de colmillo de mamut.
Una flauta elaborada artesanalmente con huesos de aves y marfil de colmillos de mamut fue descubierta por un grupo de investigadores en una cueva en el sur de Alemania, y datada en 43.000 años de antigüedad.
Flauta  hallada en Geissenkloesterle.La flauta fue encontrada en 2009 y el grupo de investigación la está sometiendo desde entonces a concienzudos estudios y hasta ahora, utilizando la datación por radiocarbono, no habían podido asegurar la época en la que fue construida. La cueva en la que ha sido hallada la flauta, conocida como ‘Geissenkloesterle’, es uno de los lugares de la región en la que se han producido más hallazgos de adornos personales, arte figurativo, imaginería mítica e instrumentos musicales.

Instrumentos antiguos de Geissenkloesterle

También se han encontrado silbatos de un solo agujero, parecidos a las ocarinas.
Otras también se asocian con el Homo Sapiens, como la de la imagen, encontrada en Suavia, Alemania.                      
                                                   Flauta del auriñaciense, de unos 17 cm, pero de los que se conservan solo 12 cm, con agujeros hechos con una herramienta.
Algunas ni siquiera tienen agujeros, realizadas con un hueso de falange de reno, por ejemplo. Otra del musteriense, realizada en un fémur de oso de 37 cm.

Pero se sigue considerando que la flauta más antigua es la que  tallada hace 35000 años a partir de un hueso de buitre leonado y hallada en la cueva de Hohle Fels, (suroeste de Alemania). Mide 20 centímetros de largo y 2.5 centímetros de diámetro. Tiene cinco agujeros y una boquilla en forma de “V” en uno de sus extremos. Por desgracia, el otro extremo está roto y no se sabe cuánto medía             
                                                                                                                                                                                                                                                                                 Flauta de Hohle Fels
No quedan, sin embargo instrumentos de percusión, ya que estaban hechos con piel y tela, y se pudren.
En el Neolítico, además de arcos que utilizaban para la caza y de los que nos han dejado algunas pinturas, sabemos que también los utilizaban para producir sonidos, y ya sabían que la cuerda tensada, según el tamaño , emitía distintos sonidos.                                                                                                       
 Arcos musicales  (berimbaus) con un resonador que enriquece más el sonido. Aún se utilizan en algunas culturas primitivas.       

Hay que decir también que los primeros objetos musicales, estarían unidos al cuerpo humano, como collares, aros, etc, que producirían sonidos con el rítmico balanceo y movimientos del cuerpo.
Con la aparición de los metales, el hombre encontró  nuevo materiales para elaborar sus instrumentos, que producirían distintos sonidos, tales como los instrumentos de viento.

                                                                                                                                                                                                                     

Anuncios

Read Full Post »